Soy Bio

Un Camino en la huerta valenciana…

Creado por Merxe Morales

Campos de chufas, calabazas, cebolletas y huertos parcelados  se abren al público para el cultivo de las familias que quieren a cercar a sus hijos a la salud  de la agroecología. El cinturón de Valencia se disfruta los fines de semana como una ruta verde deportiva, gastronómica y muy huertana.

Después de vivir la experiencia del camino en Galicia, entre eucaliptus e inmensos castaños, me han invitado a recorrer una ruta a pie por nuestra huerta. Desde Valencia a Meliana, bordeando campos de cultivo y siguiendo las acequias de riego. Once kilómetros de despensa agrícola, con berenjenas, coles moradas, patatas….y los campos de chufa  apunto para quemar, remover y extraer los pequeños tubérculos configuran la excursión.

Me maravilla la simetría de los campos, perfectamente diseñados, con sus caballones trazados con manos de arquitectos. Limpios y ordenados como el jardín de una vivienda rural. Huertos escaparate para visitar y compartir parcelas.

A lo largo de todo el recorrido, vamos encontrando grandes anuncios que publicitan estos Huertos de Alquiler con familias y niños que han ido a pasar la mañana del domingo a sus parcelitas. Un par de  lechugas, unas cebollas, una calabaza y  unas coles  van a llenar las cestas semanales que se llevarán hasta casa.

Cuentan que alquilar un trozo de tierra parte de los 25€/mes. Unos veinte metros cuadrados. Suficiente para abastecer a una pareja de productos frescos ecológicos. Espacios con riego por goteo donde te facilitan y se comparten las herramientas de trabajo, el abono y las tareas de cuidado del mismo.

Y está todo tan cerca de Valencia que llegar a cualquier punto de estas huertas es una breve  excursión de domingo.

Al hilo de este despertar de la huerta, negocios y servicios se pulsan en todo su recorrido.

Antiguas viviendas se convierten en horchatería (con el aprovechamiento de este producto local), terrazas para almorzar en medio de la huerta y punto de venta de frutas y verduras recién cogidas e, incluso, recolectadas al instante para ofrecéserlas al consumidor.

Al final de la ruta, como no, la comida en un restaurante de la zona, con Menú de la Huerta (crema de calabaza, ensalada con frutos secos y germinados, paella de verduras o cangrejos y más calabaza de postre. Esta vez, al horno)

Los domingos entrehuertas son otro descubrimiento….

A pie o en bici…..cientos de valencianos salen a disfrutar de los campos.  Mientras  el sol nos acompañe, una bonita opción para redescubrir acequias, plantones y cosechas…..

barraca-mamabio la foto 2 (2) la foto 4 la foto 5

Compártenos

Sobre el autor

Merxe Morales

1 Comentario

  • QUE EJEMPLO. SE DEBERÍA HACER ESTO POR TODO EL MUNDO. DE SEGURO NO HABRÍA TANTA GENTE ENFERMA Y ASTA DARÍA POR CONTADO QUE LA POBREZA YA NO SERIA MAS. BE-SITOS J.ELENA.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies