Soy Bio

Trofeos cárnicos

Merxe Morales
Creado por Merxe Morales

Entre el león de Melissa Bachman y los pollos o corderos que se sacrifican diariamente en un matadero no hay apenas distancia. Se puede sentir el dolor que se genera a diario en estos espacios cárnicos. Y todos condenaríamos ver a un matarife con un cuchillo en la mano, sonrisa triunfante,  apoyado en una pila de blancos corderitos recién electrocutados.

Cada vez que voy al pueblo y paseo por las calles, siento que  la cocina ha cambiado muy poco. Huele a pollo y conejo, a paella de los domingos, a pisto de tomate con pimientos, a caldo de puchero...

En las casas de nuestras madres, todo esto se  considera comida muy sana. Mi tía lo llama lo de toda la vida. Y lo de toda la vida debe ser un símbolo de salud. Pero su marido tiene cáncer, su hijo tiene cáncer y ella ha perdido la visión de un ojo y apenas tiene movilidad.

Con esto no hago más que describir una situación. Cualquiera puede enfermar y esto debemos tenerlo bastante claro… Pero creo que sí que es necesario reflexionar sobre nuestro concepto de lo que son alimentos íntegros, respetuosos, sin tóxicos….y dejar de creer que lo de toda la vida es beneficioso para nuestra salud.

Estos días en que siguen cayendo las hojas otoñales, al ritmo de Autumn Leaves, de Eric Clapton, he estado comiendo en casa de mi madre un hervido tradicional y un estofado de soja negra (que traje yo bajo el brazo) y recordando aquellos años en que cada noche se preparaba bollit de cebolla, patata, zanahoria y judía. Un día tras otro.

Y  sentada a la mesa, con estas reflexiones, mi madre me ha puesto al día de las enfermedades de los vecinos  y de los amigos que ya se han ido. ¿A quién no le preocupa asistir al hecho de que llegados a una edad, tus conocidos se van marchando?

Y cómo hablamos de salud y enfermedad, le explico una vez más lo  innecesario de comer carne y ella asiente diciendo que come muy poca. Compra pollo de un establecimiento que publicita una cría controlada sólo una vez por semana. Pollo que en EEUU han admitido recientemente  que contiene arsénico. ¿Los nuestros están libres de todo tóxico?

A ella le gusta el chorizo. Me dice: «Si fuera por mí, lo comería todos los días». Y yo le respondo: ¨No será el sabor del pimentón y el ajo lo que te gusta?» Porque la carne del cerdo (o del pavo al que ha recurrido en los últimos años) se parece muy poco al acabado final del embutido….Son los condimentos lo que le dan el sabor que ella añora… Y no lo toma por su concepto de seguir una alimentación saludable, pero tirarle, le tira….

Le he prometido prepararle un chorizo vegetal y ver su valoración del resultado. De aquí a comer chuletas de cerdo o cordero y carne día sí día también, hay un gran cambio.

Mi madre tiene ya más de setenta. Pero se mantiene muy activa, es ágil y delgada. Una mujer que nunca necesita médicos, no toma medicación, y que dejó los lácteos y el azúcar a fuerza de oírme una y otra vez la misma canción. Bueno. No es del todo así. Yo llevaba unos cuatro años explicándole que no tomara azúcar hasta que un día lo dijo la Tele!, en el documental  Sobredosis de azúcar . Me llamó alarmada y me pidió melaza de arroz.

Volviendo a la carne, la imagen de Melissa Bachman,  la cazadora indomable,  nos invita a esa reflexión sobre qué estamos haciendo con los animales. La veo poderosa, sobre sus presas, y no puedo entender que una mujer, dadora de vida, disfrute con la muerte. Y su álbum de fotos muestra cientos de capturas: leones, focas, cocodrilos, cebras, osos….

No lo había hecho nunca hasta hoy, pero he visionado grabaciones de mataderos donde se  sacrifican diariamente a miles de animales y el sentimiento de compasión que genera es el mismo. Desconocía la forma en que se les quita la vida y que, más allá,  se  trituran a pequeños pollitos porque son de sexo masculino y no son productivos. Y creo que cuando alguien se toma   una chuletas ve delante de sí una pieza de carne y no al cordero al que pertenecen. Si te separas del animal, no sufres, pero tampoco tienes consciencia de lo que haces.

¿No os produce lo mismo ver las imágenes de la cazadora indomable que la muerte en los mataderos? ¿Qué necesitamos para reducir o dejar de comer carne si ni siquiera el empuje creciente de las enfermedades vinculadas a su ingesta están consiguiendo reducir las cifras de consumo en España?

Os lo dejo ahí para reflexión….

Compártenos

Sobre el autor

Merxe Morales

Merxe Morales

3 Comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies