Soy Bio

«Mamá no quiero ser obeso»

Merxe Morales
Creado por Merxe Morales

Somos lo que comemos y lo que ha comido nuestra madre. La alimentación durante la gestación tiene mucho que ver en el desarrollo de la obesidad en los niños. La nutrigenómica estudia cómo y con qué alimentos prevenir que nuestros hijos sufran exceso de peso desde el útero  materno.

La séptima edición del seminario «Nuevos desarrollos en alimentación, actividad física y salud» que organiza la Universidad de Baleares, y que este año se acaba de celebrar en Vitoria, ha puesto de manifiesto la relación que existe entre los alimentos que toma la madre  durante los nueve meses de embarazo y la predisposición del bebé a sufrir obesidad y otras enfermedades.

Por supuesto que todos sabíamos lo importante que es que la madre se cuide y siga un estilo de vida supersano, con una dieta muy equilibrada y ajustada a las necesidades calóricas que va a tener, además de un aumento de proteínas, ácidos grasos y otros micronutrientes necesarios para la formación del bebé, pero las investigaciones aportan  ahora mucha más información.

El estudio de los biomarcadores nutrigenómicos (para explicarlo más claro:  la nutrigenómica investiga las interacciones entre genoma (ADN y ARN)  y  los nutrientes que tomamos) apunta que las elecciones  que la mujer hace cada día en su plato quedan registrados en los genes y cromosomas del feto y predisponen al niño a desarrollar obesidad en cualquiera de las etapas de su vida. Somos lo que comemos y lo que ha comido nuestra madre.

Este ha sido uno de los aspectos en los que se han centrado en el simposium  que dirige el catedrático y director del Laboratorio de Biología Molecular, Nutrición y Biotecnología de la Universidad de Las Islas Baleares, Andreu Palou.

He leído algunas entrevistas de este investigador y siempre defiende que más de cincuenta por cien de las enfermedades que sufrimos tienen su origen en la alimentación. Palou alerta sobre el consumo de productos ricos en grasas saturadas, ácidos grasos trans y exceso de sal además de reflexionar sobre el hecho de que las «recomendaciones generales de comer menos y equilibradamente y de hacer ejercicio moderado chocan con múltiples aspectos de nuestra cultura occidentalizada que, de hecho, promueven la obesidad (mayor densidad energética de las comidas, su relación con los actos sociales, estrés, poca actividad física, etcétera)».

El catedrático se ha mostrado siempre a favor de  la autorregulación empresarial y de la publicidad como clave para combatir la obesidad, como se puede leer en uno de sus artículos publicados en El País.

Por eso es de extrañar que, junto a los  biomarcadores nutrigenómicos capaces de prevenir la obesidad y los test para detectar intolerancias alimenticias, el cierre del seminario haya estado a cargo de Coca-Cola España. Lamentable y triste que la prevención de la obesidad se tenga que financiar con estas fórmulas, reconocido el daño que esta bebida refrescante causa en este campo.

Y os recuerdo el vídeo que habla de ello:

Coke, la canción de la enfermedad

Compártenos

Sobre el autor

Merxe Morales

Merxe Morales

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies