Soy Bio

La idiotez no se cura con arroz integral

Merxe Morales
Creado por Merxe Morales

Ni la  idiotez, ni la soberbia, ni la infelicidad…

Os decía hace unos días que cuando la vida se pone dura (cosa que puede pasar en cualquier segundo), siempre nos queda la posibilidad de volver a la Macrobiótica y su búsqueda infinita del centro…

Ayer compartí un taller en el que cocinamos con  miso, arroz integral, algas, mijo, sal marina, aceite de sésamo, kuzu....Y comencé diciendo que nada de lo que había sobre la mesa era macrobiótica. Los productos no son nada en sí mismos. Podemos tener la despensa llena de ciruelas de umeboshi, vinagre de arroz, cebada, azukis, trigo sarraceno….Y comer ello cada día sin perder nuestra idiotez. Ser una auténtica mentira andante. La macrobiótica es lo que hacemos con ellos y, sobre todo,  a partir de ellos. La elección de las cantidades, forma de cocinarlos, el momento en que nos hacen falta y….el momento en que nos sobran. Y es masticar todo, los cientos de veces que haga falta,  para buscar la valentía, la honradez y la justicia en nuestras vidas.

Se puede ser macrobiótico sin tener un solo alimento japonés en casa. Estoy segura de que hay una macrobiótica mediterránea como hay una rusa o una macrobiótica italiana. Si la vida es el equilibrio entre el yin y el  yang, tenemos a nuestro alcance todos los productos necesarios para ello. Si no como tofu, puedo comer garbanzos o lentejas. Y se puede seguir la senda  macrobiótica si de verdad se busca el Satori, la palabra con la que Georges Ohsawa (re-descubridor de la Macro) define la convicción profunda y tangible de haber llegado al reino de la Libertad, la Felicidad y la Justicia.

Por eso, para los que creemos estar en posesión de la verdad porque comemos  a diario un plato de arroz integral o pensamos que estamos en un camino más correcto que el resto del mundo porque seguimos la dieta número 3 o número 4, e incuso para el que arrastrando 60 kilos de más en su vida o una espalda doblada por el peso del dolor, se proclama un hombre feliz,  Ohsawa  invita a examinar nuestro estado de salud de acuerdo a siete grandes condiciones que os  comparto.

Esta auto-consulta es de gran ayuda cuando se piensa hacer un cambio de alimentación, sobre todo porque se van a ir viendo los progresos. Ohsawa ofrece una puntuación para cada condición. ¿Hacemos el test y comentamos al final?

  1. No sentirse NUNCA cansado (5 puntos)

Levantarse cansado no es un buen síntoma. La noche es para reparar y reponer fuerzas. Si te despiertas con fatiga, las cosas no van bien. Y si sueles tener resfriados o cualquier otra enfermedad de reajuste, tu organismo se está sintiendo también cansado.

Pero además, si de vez en cuando decimos «esto es demasiado difícil» o «imposible», para Oshawa ya es acusar un grado de laxitud. «Quien no enfrenta dificultades cada vez mayores es un derrotista. Es necesario aventurarse en lo desconocido porque, cuanto mayor la dificultad, mayor el placer».

2. Tener buen apetito (5 puntos)

Y no significa salivar delante de un pastel de tres chocolates con crema de vainilla caliente….

Se trata de poder tomar cualquier alimento natural con placer y con agradecimiento. Saber disfrutar de un sencillo  bol de cereal cocido integral es tener buen apetito y buen estómago. Y además…….hay que tener buen apetito sexual.

3. Un sueño profundo (5 puntos) 

Cuatro  ó seis  horas de sueño profundo pueden ser suficientes para reparar todo un día.

Y otro dato importante es poder dormirse apenas 3 ó 4 minutos después de haberse ido a la cama. Si das vueltas de un lado a otro tampoco duermes bien.

4. Tener buena memoria (10 puntos)

La memoria es uno de los aspectos más importantes de nuestra vida. Si recuerdas todo lo que ves y escuchas, tienes una buena capacidad de retentiva que, además, mejora con la edad. Seguir la senda macrobiótica ha hecho a muchas personas recuperar esta capacidad.

5. Buen humor (10 puntos) 

Hay que librarse de la cólera. Tener buena salud implica estar alegre en todas las circunstancias. Pero, además, Ohsawa pide que nos preguntemos cuántos amigos íntimos tenemos. Una gran cantidad de amigos cercanos de verdad indica una gran comprensión del mundo. Ohsawa dice que si no tenemos amigos íntimos es que hay demasiada acidez en nuestra sangre….

6. Rapidez de juicio y ejecución (10 puntos)

Tener buena salud implica tener la capacidad de pensar, discernir y actuar con rapidez y elegancia. Cuando se entiende y se practica el método macrobiótico (una sabiduría con más de 5000 años) cada uno es creador de su propia vida, de su salud y su felicidad.

Y ello significa que no solo podemos curar nuestros problemas físicos sino también los emocionales y mentales.

7. Justicia (55 puntos)

La condición más elevada del hombre para considerarse con salud es comprender la Justicia.

Cuando estamos enfermos o nos sentimos desgraciados no vivimos en la Justicia. Hay que entender el Orden del Universo, abrazarlo y practicarlo.

«Nunca mentir para protegerse a sí mismo. Ser cada vez más feliz distribuyendo luz y felicidad al mundo entero. Desechar toda duda y transmutar la desgracia en felicidad»

Y con todo, haz tu suma. Si como punto de partida tienes más de 40 puntos, es un indicativo de que estás en buena forma. Si inicias el método macrobiótico desde la correcta comprensión puedes sumar 60 más en tres meses  y ello ya sería un buen impulso para tu salud.

¿Quieres comenzar a andar esta maravillosa senda?

Compártenos

Sobre el autor

Merxe Morales

Merxe Morales

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies