Noticia

Dile a tus genes que quieres adelgazar…

Creado por Merxe Morales

Nacemos con un ADN que determina cuál es nuestro metabolismo, pero podemos cambiar el comportamiento de nuestros genes y el aspecto exterior de nuestro cuerpo. Un laboratorio americano ha descubierto qué micronutrientes influyen sobre la expresión de los genes de la obesidad y propone modificarla desde sustancias tan naturales como la naranja sanguina, el higo chumbo, la cayena y la cáscara de cebolla. Para que remodelar la figura sea todo un programa de salud para el organismo.

¿Puedes hacerlo? ¿Lo sabías? Puedes modificar la forma en que trabajan tus genes….que quemen más grasa o almacenen menos tejido adiposo.

La crisis económica nos ha dejado un mayor número de personas con problemas de peso en España. La tasa de adultos obsesos supera ya la media europea: uno de cada 6 adultos tiene este problema y más de 1 de cada 2 tiene sobrepeso.

La ecuación refuerza también la idea de que el exceso de peso ya no guarda relación con el acceso a alimentos caros y abundantes. Cuanto menor renta, peor se come y más adicción a la comida basura.

Y ¿Cómo escapar de las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud que cuantifica en 2,6 millones el número de personas que mueren cada año en el mundo por problemas de peso? Los datos son dramáticos y la pandemia sigue creciendo, ahora abonada por la situación económica. ¿Tan caro es comprar más frutas y verduras?

Cambiar esta grave situación sanitaria solo tiene una vía: enseñar a comer e invitar a la población a hacer ejercicio y tener un estilo de vida activo. Y no parece que la solución requiera de grandes inversiones ni de sofisticados programas tecnológicos, pero estamos cada día más gordos y sufrimos con ello más enfermedades asociadas a esta tipología como diabetes, problemas cardiovasculares y cáncer.

Y con la población que tiene exceso de peso. ¿Qué hacer? ¿Has estado alguna vez a dieta? ¿Te ha sido fácil? ¿Cuánto tiempo has aguantado? ¿Has conseguido mantenerte después en tu peso o has sufrido de inmediato el efecto rebote?

Un laboratorio americano, especializado en investigación genética, ha conseguido una fórmula de transformación corporal que actúa cambiando el comportamiento de nuestro genes para que activen el metabolismo, quemen mayor número de grasa y almacenen menos tejido adiposo. Y lo hace desde la utilización de micronutrientes naturales tan seguros como el azafrán, la cayena, el higo chumbo o la cáscara de cebolla.

Las últimas investigaciones científicas han permitido identificar los 250 genes que intervienen en la obesidad y que están distribuidos en 4 grupos. Entre ellos se encuentran, por ejemplo, los responsables de la producción de hormonas que intervienen en la digestión de las grasas y los nutrientes o los genes que se encargan del metabolismo. Estos genes se pueden bloquear con determinadas proteínas y se puede conseguir que actúen o que estén inactivos.

El laboratorio ha descubierto qué micronutrientes son los adecuados para cambiar la expresión de los genes de la obesidad y cómo intervenir sobre el núcleo de las células, en unos determinados receptores, para modificar cómo se comportan. Así, a la vez que producen una mayor movilización de las grasas se puede conseguir también un mayor aumento de la masa muscular. Esta última cuestión es el gran caballo de batalla de todos los régimenes de peso porque con una dieta convencional , con cada unidad de grasa se pierde también una unidad de agua y una de músculo. Y a menos cantidad de músculo, más descolgamiento de la piel pero también más efecto rebote. Porque el músculo aumenta nuestro metabolismo basal (es decir, la cantidad de energía que un cuerpo para realizar sus funciones en estado de reposo).

El programa, que tiene una duración de noventa días y se ha bautizado como Tr90, actúa en tres ámbitos: activa el metabolismo, aumenta el músculo y refuerza la voluntad y el positivismo.
Todos los sistemas de pérdida de peso conllevan desánimo, malhumor y estados de depresión. Sin embargo, el programa de transformación corporal actúa a nivel cerebral, en el hipotálamo, para impulsar la fuerza y el ánimo y que el sistema pueda seguirse hasta el final.
Para ello se incorpora el azafrán, que ayuda a controlar el stress y se utiliza en depresiones leves, pero también vitamina C de cítricos como la naranja sanguina, el cacao, la granada y la cereza.

El cuerpo y la mente en la misma tarea de perder peso y reequilibrar las funciones metabólicas. Y además, sin someter al organismo a las dietas hiperproteicas, basadas en un consumo excesivo de productos animales, que acaban perjudicando a nuestro hígado y riñones por la cantidad de proteína que obligan a metabolizar.
Un buen método que vamos a tener en cuenta para ganar en salud!

Compártenos

Sobre el autor

Merxe Morales

2 Comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies