Soy Bio

4 claves para mejorar tu piel

Merxe Morales
Creado por Merxe Morales

QUIERO QUE HOY VEAS TODA LA BELLEZA QUE ESTÁ EN TÍ….

Atrévete con un toque de color más intenso en los labios, con esa blusa que te parece que ya no es para tu edad o con unos vaqueros con rotos en las rodillas…

Pero además, haz brillar tu piel.

Si quieres estar más bonita de forma natural, tengo mi propio programa:

 

Verás, yo no quiero tóxicos sobre mi piel e imagino que tú tampoco…..

La verdad es que hace unos años me generaba una inmensa sensación de bienestar utilizar perfumes y cosmética de alta gama porque los relacionaba con lo que el  marketing vende con ellos: exclusividad, estilo, personalidad, belleza, juventud,  lujo….

Pagar  cien euros por un tarro precioso, de cristal tallado,  que me iba a dejar una piel de spot publicitario era una promesa que merecía la pena. Pero los criterios cambian cuando cambia la información. Y además de que aquellas cremas no me quitaron años, supe que durante mucho tiempo había estado introduciéndome tóxicos peligrosos día tras día:  parabenos, parafinas, retinol palmitato

Pero además, mi pasta dentrífica contenía triclosan y mis desodorantes de siempre, aluminio. Qué horror! Y nadie me había avisado de ello.

¿Dónde estaban las etiquetas informando de los efectos que toda esta química de síntesis provoca en el organismo?
Mi baño estaba repleto de productos. No solo tenía un champú y un acondicionador. Tenía un spray para proteger el cabello de los rayos de sol, un líquido para sellar las puntas, laca, abrillantador…….Y lo mismo pasaba con el jabón, gel, crema hidratante para después de la ducha, crema especial de manos, de pies, rodillas y zonas rugosas…

Cajones y cajones de productos que comprabas, a veces apenas usabas, y sobre todo, de los  que nunca leías el etiquetado e ingredientes. Yo era incapaz de traducir el largo listado de componentes que indicaban.

Después se sumó mi hija al consumo de otros nuevos productos y en  los armarios del baño ya no cabía nada más.

Hasta que cambiamos la forma de alimentación y, paralelamente, comenzamos a conocer los efectos que todos estos productos podían estar teniendo en nuestra salud.

Mi primera reacción fue simplificar el número de productos. Dejar lo básico y destinar al cubo de la basura el resto. Incluído un protector solar aún por estrenar. Las cremas hidratantes de la piel las reutilicé para limpiar zapatos y botas.  Y el gel para limpiar los muebles de la terraza. La verdad es que pensé en darle un uso a tanto dinero.

Y así, poco a poco, comencé a probar cosmética ecológica. Primero en cuestión de cremas para la piel y luego en productos de higiene. Una pastilla de jabón artesanal ocupó durante mucho tiempo mi espacio en la ducha.

La reflexión era sencilla. Si estaba comiendo de forma más limpia, ¿porque nutrir la piel con química de síntesis?

De todo aquel capítulo, aprendí cuáles eran los tóxicos más peligrosos que podía tener en mi cuarto de baño, pero también me preocupé en profundizar en qué productos naturales podían ser los mejores aliados para mantener una piel más joven y cuáles provocan más oxidación celular.

Recordando  lo complicado y lento que fue para mí hacer todo aquel cambio, he pensado en hacer un taller que os guie por la Belleza desde la Cocina. Y además de todo ello, no olvido un capítulo muy importante, ¿Cuál sería tu presupuesto mensual para gastar en cosmética e higiene ecológica? ¿Puedes asumir el coste que supone el cien por cien del cambio? ¿O te iría bien hacer tu pasta dental en casa y tus mascarillas limpiadoras?

El taller (ON LINE, en diferido) plantea  cómo podemos utilizar los alimentos como cosméticos, aplicándolos sobre la piel en forma de mascarillas, peelings, cremas hidratantes, minimizadores de poros o aclaradores de manchas.

Con recetas sencillas para preparar de forma rápida:

Dentrífico casero

-Acondicionador de cabello

-Corrector de ojeras

-Mascarillas nutritiva, hidratante y tensora

-Limpiador profundo

-Crema anti-estrías

-Hidratante corporal

-Peelings y exfoliantes

Y te  adelanto algunas otras cuestiones que aprenderemos en el taller:

Alimentos que aportan y mantienen el colágeno en nuestra piel

-Alimentos con ácido hialurónico

-Cómo preparar un caldo mineralizante

-Superalimentos para frenar la caída del cabello…..

Toma nota ya de 4 hábitos clave  que puedes incoporar  en tu dieta para mejorar la  piel:

  1. Incluye alimentos con genisteína en tu día a día. Es un fitoestrógeno que bloquea las enzimas que destruyen el colágeno. La encontramos en todos los productos derivados de la soja: bebida, queso, yogur de soja…Eso sí, que sea ecológica.

2. Después de cumplir los 30 años, aumenta la ingesta de alimentos que estimulen la producción de colágeno. Basta con tomar todo tipo de verduras de hoja  verdes como las espinacas,  el puerro,  la col rizada, el brócoli, las coles de bruselas…..Son muy ricas en antioxidantes, sobre todo en luteína. Y no las cocines mucho.

3. Añade vitamina C, frutos rojos y alimentos ricos en aminoácidos como la quinoa, el amaranto o las legumbres (garbanzo o azukis, con proteína completa).

4. Y no te olvides de micronutrientes tan importantes como el azufre, que ayuda a la producción de colágeno. Está presente en el ajo, el perejil, la cebolla, el plátano, el té, el rábano picante, el tofu y el coco.

Haz un mix con todos ellos. A la vez que mejoran la elastina (la proteína que da elasticidad a los tejidos), frenarán  la aparición de arrugas. Y comienza a aplicar sobre tu piel solo aquellos productos que podrías comer o beberte sin preocupaciones.

Cosmética con alimentos

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Compártenos

Sobre el autor

Merxe Morales

Merxe Morales

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies